instituto electoral del estado de mexicoinstituto electoral del estado de mexico
instituto electoral del estado de mexico
dialogo

Introducción

El presente documento se enmarca en la Carta de Intención para Promover la Cultura Política Democrática en el Estado de México, que suscribieron la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de México y el Instituto Electoral del Estado de México, el 12 de septiembre del año 2007. Ambas instituciones comparten el postulado de que la cultura política democrática es una construcción de valores y principios que debe fomentarse y protegerse por el Estado de Derecho. Sin embargo, para nadie es un secreto que en nuestra entidad la educación cívica y la difusión de la cultura política democrática constituyen asignaturas pendientes para las instituciones electorales, los partidos políticos y el sistema educativo estatal.

Consciente de ello, el Instituto Electoral del Estado de México, luego de un singular esfuerzo editorial, ofrece a los docentes de educación básica diversos documentos que contienen información general sobre los valores democráticos.

En las siguientes páginas se tratan de manera particular los aspectos esenciales de la fraternidad, como uno de los valores de la democracia. La divulgación de este material en el contexto escolar es importante por su doble carácter informativo y formativo; por esta razón se presenta a los profesores un documento con una amplia descripción y definición del valor en cuestión, sin caer en la teorización profunda. La idea es que de una manera sencilla el maestro, cultivando sus funciones de transmisor y guía, brinde el conocimiento, propicie la comprensión y fomente la práctica del valor democrático de la fraternidad, en el entendido de que estará dando a sus alumnos herramientas insustituibles para que ellos, en su vida escolar cotidiana, se empiecen a familiarizar con un ejercicio real de convivencia democrática.
No es innecesario reiterar que el conocimiento y la práctica de los valores democráticos son piedras angulares en el fortalecimiento de la educación cívica y de la participación política. Ya los preceptos constitucionales subrayan el criterio democrático que debe prevalecer en la educación. El ejercicio ciudadano de la libre elección en el sufragio, de la participación, de la fraternidad, del diálogo, son virtudes sociales que deben cultivarse desde la infancia. Una niñez y una juventud educadas en los valores democráticos propiciarán el advenimiento de una sociedad madura, libre, reflexiva, participativa, solidaria, que esté a la altura del país que todos los mexicanos merecemos.

descargar PDF